Convento de las Hermanas de Sion y los Lithrostatos Romanos

Convento de las Hermanas de Sion y los Lithrostatos Romanos

Hablamos ahora en la calle más significativa para la comunidad cristiana, La Vía Dolorosa para pararnos a visitar el Convento de las Hermanas de Sion que se encuentra junto a la Iglesia del Ecce Homo.

Convento de las Hermanas de Sion

El Convento de las Hermanas de Sion se confunde entre los otros edificios de la Vía Dolorosa debido a la simplicidad que conserva desde su origen, en 1857 cuando el sacerdote y misionero jesuita Marie-Alphonse Ratisbonne emprende una misión de conversión de judíos al catolicismo en Tierra Santa, algo de lo que tenía pleno conocimiento debido a que él mismo era un judío convertido. Así decide de comprar un pequeño terreno en el comienza construyendo la Iglesia del Ecce Homo, un orfanato para niñas y un pequeño convento.

Con la llegada de las monjas, se pensó en ampliar esta última parte anexionando algunas casas árabes que compraron las mismas monjas, lo que permitió además la apertura de un dispensario médico. Más tarde con debido al programa para huérfanos de los gobiernos otomanos e israelí se hace innecesario el espacio dedicado al orfanato que comienza a utilizarse para otros fines religiosos. En la actualidad este lugar se ha convertido en una casa de huéspedes que acoge a los peregrinos y ofrece una excelente comida casare típica del lugar.  El sitio ideal para disfrutar de la paz y la tranquilidad de un retiro espiritual en el mismo corazón de la Vía Dolorosa.

Iglesia del Ecce Homo

En los alrededores de lo que una vez fue la Torre Antonia, fue el lugar elegido por Ratisbone para construir la basílica del Ecce Homo justo al lado del arco de tres arcadas que atraviesa la Vía Dolorosa y llega hasta el interior del altar de la misma basílica, aquel desde el que, según la tradición, el gobernador Poncio Pilato pronunció las palabras: “Ecce Homo”, a la vez que mostraba a la multitud un Jesús destrozado por los latigazos y ridiculizado disfrazado de Rey con “corona”. Un gesto “benévolo” que dejaba en manos del pueblo la decisión del destino del reo. De aquí que tanto el Arco, que comienza en la calle y termina en el altar de la iglesia, y la basílica reciban el nombre de Ecce Homo. Historia que, aunque recogida en los evangelios, los historiadores ponen en duda debido a que la Torre Antonia era un puesto de vigilancia de la fortaleza militar y dudan que el gobernador y su esposa se alojasen allí existiendo un suntuoso palacio en el otro extremo de la ciudad.

Pavimento Romano

Otro motivo por el que pasar por el Convento de las Hermanas de Sion es para admirar el lithrostato romano una calzada de piedra que se conserva en perfecto estado y hoy sirve de pavimento para la capilla subterránea que usan las hermanas para sus oraciones, pero que en la época de Jesús fue un foro, una plaza donde los legionarios del ejército romano pasaban el tiempo jugando como se puede ver en los gravados hechos por estos soldados en algunas losas de este pavimento.

Piscina de Struthion

Bajo este antiguo foro romano situado a los pies de la esquina noroeste del Monte del Templo encontramos la Piscina de Struthion, unos baños del s. I de 52 por 14 metros y 6 de profundidad construidos a la par que fue remodelado el Monte del Templo por Herode el Grande. La piscina se encontraba cubierta por una impresionante bóveda y se accedía a ella por una serie de escalones esculpidos en la roca, situados en ambas paredes de la piscina que cubrían un mortero de caliza impermeabilizado.

Ubicación del Bario Judío de Jerusalén

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

Puntúa este artículo, ¡Muchas gracias!

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

Artículos relacionados

La Habitación de la Última Cena en Jerusalén, el Cenáculo

Al igual que ocurre con el resto de los puntos de interés turístico y cultural de Jerusalén, la Habitación de la Última

Visitar la Ciudad Vieja de Jerusalén

La Ciudad Vieja de Jerusalén es por excelencia la cuna del monoteísmo ya que viene considerada Tierra Santa por las tres religiones abrahámicas como son el cristianismo, el islam y el judaísmo,

La Iglesia de Santa Magdalena en Jerusalén

Al este de Jerusalén, compitiendo en belleza con la Cúpula de la Roca, encontramos la iglesia rusa de Santa Magdalena situada, entre el Valle del Cedrón y la ladera occidental

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*