TOURS Y VISITAS: Tierra Santa

Jerusalén

Visitar la tumba de Oskar Schindler en Jerusalén

Visitar la tumba de Oskar Schindler en Jerusalén

La tumba de Oskar Schindler en Jerusalén

Muchas personas visitan una de las tumbas más famosas de Jerusalén, la de Oskar Schindler, el célebre industrial miembro del partido Nazi que salvó la vida de cientos de judíos en la Segunda Guerra Mundial. Su figura se hizo universal gracias al cine, y hoy todavía muchas personas se acercan a su tumba para rendirle un pequeño homenaje de agradecimiento.
Su tumba se encuentra en un cementerio católico en el lado sur del Monte Sión, aunque es visitada por gentes de todas las culturas y religiones.


Breve nota biográfica de Oskar Schindler

Nuestro héroe nació en una familia católica en Moravia y tuvo una biografía convulsa en lo personal y profesional, con un periodo inicial de colaboración en la expansión del nacismo como miembro activo del partido. Participó activamente en la conquista de Polonia y tomó las riendas de una fábrica que era propiedad de una familia judía, haciéndola suya e instalándose en la ciudad de Cracovia.
Esta industria estaba situada muy cerca del Gueto judío y ello le permitió ser testigo directo de las atrocidades que cometía la represión alemana sobre esta población, lo que le llevó a dar el paso definitivo hacia la salvación de todas las personas que fuera posible a riesgo de su seguridad.


Su obra humanitaria

Su afán humanitario se basó en la protección de cientos de judíos con el pretexto de ser contratados para su actividad industrial. Apoyado por su mujer, emprendió una lucha silenciosa para justificar hasta límites insospechados la necesidad de no enviar a estas personas a los campos de exterminio, recurriendo incluso a sobornos a oficiales alemanes o a traslado de sus empresas a zonas más seguras usando pretextos de tipo operativo. Esos trabajadores formaban sus famosas listas, en un concepto que después se adoptaría por el cine para el rodaje de la célebre película ganadora de oscars «La Lista de Schindler».

No fue la única persona que hizo una labor así. Nos acordamos por ejemplo del diplomático español Ángel Sanz-Briz y de tantos otros. Pero sí es cierto que su nombre ha quedado grabado en el imaginario popular como el icono del sacrificio personal y el riesgo en pos de la salvación de otros seres humanos.
Schindler gastó gran parte de su fortuna en sobornos y en suministros del mercado negro para mantener a sus protegidos.


Justo entre los justos

En el año 1992 Oskar y su mujer fueron reconocidos como «Justos entre los Justos» en una ceremonia celebrada en el Museo del Holocausto, donde ya tenía un arbol plantado en su honor desde 1962.


Su tumba

La tumba se encuentra en el cementerio católico a los pies del Monte Sion, muy cerca de la Puerta de Sión, tomando la calle Ma’aleh Hashalom. La tumba está señalizada en el cementerio. En caso de encontrarte el cementerio cerrado hay un teléfono en la puerta del vigilante.
El cementerio tiene dos niveles. La tumba de Schindler está en el nivel inferior, rodeado de religiosos. Es muy reconocible por las pequeñas piedras que dejan las personas sobre la superficie de la lápida en señal de respeto. Una bonita tradición y una visita recomendable y llena de significado.


¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media 4.4 / 5. Votos recibidos: 180

Reportajes relacionados
Jerusalén

Visitar la Vía Dolorosa en Jerusalén

Jerusalén

El Barrio Judío de Jerusalén

Jerusalén

Qué ver en Jerusalén 2020 ¿Vienes? Te ayudamos en tu visita a Jerusalén

Guía del visitanteJerusalén

Visitar Petra desde Jerusalén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *