El Mar de Galilea

El Mar de Galilea

El Mar de Galilea o Lago Tiberíades es hoy una de las metas turísticas preferidas del norte de Israel ya que ofrece al viajero una combinación perfecta de ocio que incluye ya sea hermosas playas con infinidad de posibilidades para el disfrute ya sea una parte más cultural unida, inevitablemente, a la religión, sobre todo al cristianismo.

Geografía

El Mar de Galilea es lago de agua dulce más grade del estado de Israel con una circunferencia de 53 km, de ahí que se le conozca como el Mar de Galilea. Tiene una pintoresca forma de corazón y se encuentra entre las colinas del norte de Israel, justo en la gran fractura geológica del Valle del Rif, a unos 210 metros bajo el nivel del mar, aunque la profundidad efectiva del lago alcanza sólo unos 43 metros. Esta estratégica posición hace que el lago presente una alta actividad sísmica y en pasado incluso actividad volcánica tal y como revelan las rocas basálticas y rocas ígneas o magmáticas encontradas en el lago. Las aguas del Mar de Galilea son alimentadas y drenadas por el río Jordán y constituyen el principal depósito de agua de Israel y aunque en pasado representaba una importante fuente económica que derivaba de la pesca hoy tal actividad está muy controlada e incluso prohibida durante algunos meses del año para permitir la repoblación de las especies marinas que viven en el lago.

Para ver el Mar de Galilea basta dirigirse a cualquiera de ciudades que se encuentran a sus orillas como Cafarnaúm, Bethsaida, Genesaret, Magdala o  Tiberias desde la cual es posible tomar una autobús “Aroud the Sea of Galilee” que recorre de forma gratuita todas las playas del Mar de Galilea en temporada de verano en dos líneas que recorren el lago por el norte y otra por el sur. Los horarios y paradas están disponibles en los periódicos o en las oficinas de turismo.

Importancia bíblica

Son numerosos los episodios bíblicos que tienen lugar en este mítico lago, si nos centramos en el Nuevo Testamento podemos destacar:

Lucas 5, 1-11 Cuando Jesús se acerca a las orillas del lago para reclutar a sus apóstoles Pedro, Andrés, Santiago y Juan mientras éstos estaban reparando las redes de pesca después de una dura jornada de trabajo en la que no habían pescado nada, entonces Jesús les ordenó volver a zarpar y echar las redes que en esta ocasión tendrían fortuna y realizó el milagro de los peces, fue entonces cuando Simón dijo: -Señor, aléjate de mí, porque soy un pecador- a lo que Jesús contestó con las famosas palabras “… de ahora en adelante serás pescador de hombres”.

Siempre en el mismo lago acontece el milagro de apaciguar las aguas recogido en Lucas 8, 22-25. Cuando una noche se encontraban en la barca Jesús y sus discípulos que atemorizados por el fuerte oleaje lo despertaron: -Maestro, ¡Maestro estamos perdidos! -fue entonces que Jesús se alzó y ordenó a los vientos cesar y a las aguas calmarse, y pasó así el temporal.

Pero el más significativo de todos es sin duda el pasaje en el que Jesús camina sobre las aguas del Mar de Galilea descritas por Juan 6, 16-21. Una tarde Jesús subió al monte a orar y sus discípulos viendo que se hacía noche y no regresaba, decidieron volver a Cafarnaúm subieron a la barca y zarparon el mar estaba muy agitado y soplaba un fuerte viento cuando al improviso vieron llegar a Jesús caminando tranquilamente sobre las aguas…

Ubicación del Mar de Galilea

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

Puntúa este artículo, ¡Muchas gracias!

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

Artículos relacionados

El río Jordán, visitar este río sagrado

El Río Jordán tiene un profundo significado para el visitante cristiano a Tierra Santa y suele ser parada obligatoria de

Iglesia de la Multiplicación de los panes y los peces en Tabgha

Recorriendo las orillas del Mar de Galilea llegamos a Tabgha un pequeño pueblo del Subdistrito de Tiberiades, que es de gran importancia para el peregrino

La antigua Sinagoga de Cafarnaúm

Cafarnaúm fue un pueblecito de pescadores de la antigua Galilea que se mantuvo habitado desde el siglo II a.C. hasta prácticamente el siglo XIV, por

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*