La Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén

La Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén

La Iglesia del Santo Sepulcro es la más importante de la Ciudad Vieja de Jerusalén y se encuentra en el lugar donde se produjo la Crucifixión, sepultura y Resurrección de Cristo.

Para visitar la Iglesia del Santo Sepulcro nos dirigiremos hacia el Barrio Cristiano al noroeste de la Ciudad Vieja de Jerusalén, cerca del mercado Muristan. En este lugar concluye el vía crucis con sus últimas Cuatro Estaciones que recorren los últimos lugares en los que estuvo Jesús antes de morir y resucitar que se encuentran bien custodiados en el interior de este complejo eclesiástico bajo el control de varias confesiones cristianas: los ortodoxos griegos que tienen aquí sede patriarcal, los ortodoxos armenios y los católicos, con menos participación también están los coptos, siríacos y etíopes egipcios.  

La Iglesia en la tradición cristiana

La Iglesia del Santo Sepulcro se construye para preservar y venerar tanto el lugar donde Jesús fue crucificado como el lugar donde fue sepultado y resucitado, que según los textos sagrados fue sobre una pequeña colina llamada Gólgota, situada inmediatamente a las fuera de las murallas de Jerusalén, en una cantera de piedra caliza blanca que se utilizaba como cementerio y campo de crucifixión.

Teniendo en cuenta que, a lo largo de los siglos, la ciudad de Jerusalén ha crecido desplazando sus murallas más al este; el Gólgota con su cementerio cantera pasó a estar dentro de la ciudadela como ha sido demostrado gracias a las excavaciones arqueológicas que han localizado no sólo la tumba donde se cree que descansó el cuerpo de Cristo, Aedicule sino también la de José de Arimatea, que se encuentra también dentro de la Rotonda de la Iglesia del Santo Sepulcro, mientras los restos de la vieja cantera se han encontrado bajo la Capilla de Santa Helena.  Quedando así plenamente demostrada la autenticidad de la localización. 

La localización de estos santos lugares fue gracias a la intervención del primer emperador católico Constantino el Grande y de su madre, Helena, que emprendió un viaje a Tierra Santa en el s.III d.C. con el expreso cometido de encontrar los lugares santos para honrarlos debidamente construyéndoles una basílica como había decretado su hijo. De esta forma emprendió su viaje a Jerusalén donde fue informada por los cristianos de que tanto el sitio de la crucifixión, como la tumba donde se enterró, habían sido enterrados y cubiertos por un santuario dedicado a la diosa Venus, construido en el s. II por orden de Adriano, para combatir el creciente culto cristiano. Helena horrorizada no tardo en ordenar la demolición del templo para rescatarlos y poder cumplir la voluntad de su hijo, construyendo así la primera Iglesia del Sepulcro que estuvo en pie durante 7 siglos hasta que las invasiones, la inestabilidad política y las diferencias doctrinales acabaron por destruirla completamente. 

En la Edad Media, gracias a la Primera Cruzada, se logró recuperar estos lugares y se comenzó la reconstrucción de la iglesia actual s. XII aunque posteriormente se ha ido reformando y ampliando sobre todo con la llegada de los frailes franciscanos en 1555 que se encargaron de reconstruir y mantener la iglesia, así en el 1809 tras el incendio ordenaron restauración al arquitecto Nikolaos Ch. Komnenos que la reformó en el estilo barroco otomano que aún hoy conserva. 

Qué ver en la Iglesia, las Estaciones

La Iglesia está compuesta por varias capillas que se disponen en una nave central coronada por dos ábsides:

En la entrada encontramos la X Estación el despojo de las vestiduras

A la que le sigue la XI Estación con la subida al Gólgota, se hace a través de unas escaleras que lleva al Calvario

En el altar se encuentra la piedra que cerraba el sepulcro y el punto exacto donde clavaron la cruz, Estación XII 

El Descendimiento también ha sido marcado en con la Estación XIII como el lugar donde fue entregado Jesús a su familia una vez muerto en la Piedra de la Unción

Acabamos el recorrido en la RotondaAedicule que es el Sepulcro de Jesucristo, que se encuentra bajo la cúpula más grande de la iglesia en el interior de un pequeño templo dividido en dos habitaciones.

Otra capilla que se debe visitar es la Cripta de Santa Helena edificada en el lugar donde se cree que esta encontró la Veracruz. 

Reservar visitas guiadas en Jerusalén que incluyen el Santo Sepulcro

Más monumentos

Que ver en Jerusalén

Ubicación de la Iglesia del Santo Sepulcro

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

Puntúa este artículo, ¡Muchas gracias!

Rating: 4.8. From 5 votes.
Please wait...

Artículos relacionados

Visitar la Ciudad Vieja de Jerusalén

La Ciudad Vieja de Jerusalén es por excelencia la cuna del monoteísmo ya que viene considerada Tierra Santa por las tres religiones abrahámicas como son el cristianismo, el islam y el judaísmo,

El Museo del buen Samaritano

Las parábolas son una constante dentro del Nuevo Testamento católico pues era en estas pequeñas historias en las que Jesús introducía sus enseñanzas de una forma

El Monte de los Olivos o Jardín de Getsemaní

El Jardín de Getsemaní o Huerto de los Olivos se encuentra fuera de las murallas que cierran la ciudad de Jerusalén, a las puertas

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*