TOURS Y VISITAS: Tierra Santa

Jerusalén

La Habitación de la Última Cena en Jerusalén, el Cenáculo

La Habitación de la Última Cena

Visitar el Cenáculo, el lugar real de la última cena de Cristo

Al igual que ocurre con el resto de los puntos de interés turístico y cultural de Jerusalén, la Habitación de la Última Cena es un espacio cargado de connotaciones religiosas, sobre todo para los creyentes cristianos que han hecho de este lugar una meta de peregrinación. Se encuentra en el mítico Monte Sión, justo en el piso superior del mismo edificio que conserva la Tumba del Rey David y al lado de la Abadía de Hagia Sión. 


Descripción

La entrada a la Habitación de la Última Cena, Cenáculo, está subiendo las escaleras que encontramos al atravesar el patio de la Yeshiva judía, un centro de estudios de la Torá y del Talmud. En su interior la habitación se presenta como un enorme salón de forma rectangular vacío y austero, sin alusión alguna al pasaje bíblico que tuvo lugar entre estos muros, tan solo quedan los restos de una pintura del siglo XIV justo a la derecha de la entrada. La sala está dividida en seis secciones o vanos delimitadas por las columnas decoradas con capiteles corintios del s. XII que sostienen la bóveda de crucería que hace de cubierta a esta estancia. Todos estos elementos indican claramente que estamos ante un edificio de estilo gótico temprano. Al parecer la parte oriental de la cámara estaba dedicada al altar y al coro que fueron destruidos durante la construcción de la cúpula de la Tumba del Rey David.

En la sala conserva se conservan también atributos de su pasado árabe como son las ventanas otomanas con vidrieras de colores azules y amarillos con inscripciones árabes, así como un ornamentado Mihrab orientado a la meca, dos placas con inscripciones árabes y una cúpula que demuestran su uso como mezquita.  Además de unas escaleras situadas en la parte sureste de la habitación que conducían a la Tumba del Rey David. Las columnas de mármol que sostienen la parte de la cúpula que cubren las escaleras están decoradas con capiteles donde se representan polluelos de pelícanos que picotean del pecho de sus padres, símbolo de la caridad y sacrificio cristiano.


Historia

Según recoge Cirilo de Jerusalén en el 348 d.C, la habitación donde sucedió el Milagro de Pentecostés, que se dio en el mismo lugar donde se celebró la Última Cena, El lavado de pies de los Discípulos, la Reunión de los Discípulos después de la Ascensión de Jesús, Apariciones de Jesús Resucitado y la Elección de San Matías como apóstol, se ubicaba en un «Aposento alto» del Monte Sion. Es por esto que en el siglo V se levanta una Basílica Bizantina en este lugar, que posteriormente fue quemada y reconstruida en la época de las Cruzadas en el s. XII como parte de la Iglesia de Santa María de Sión, que es la sala que ha llegado hasta nuestros días.

Aunque en los relatos del Evangelio, se dan pocas pistas sobre la ubicación del Cenáculo, al parecer bajo la sala que hoy se venera como tal hay restos de pavimentos romanos y cimientos del s. II, por lo que es posible que éste fuera el lugar donde se edificó la Pequeña Iglesia de Dios, que existió en el 130 d.C  y que a su vez ésta hubiera sido erigida sobre aquella legendaria cámara donde Jesús celebró la Primera Eucaristia.


Es desde la azotea del edificio del Cenáculo donde se pueden contemplar las mejores vistas del Monte de los Olivos. El horario de visitas es de 8 de la mañana a las 6 de la tarde de lunes a domingo, con excepción de los miércoles y jueves que el horario puede variar debido al Simchat Torah 


La Última Cena en Milán

Y por cierto, la representación artística mas célebre de la Última Cena seguramente es la que se encuentra en la Iglesia de Santa María delle Grazie de Milán, la obra de Leonardo Da vinci. Si quieres ampliar información te recomendamos esta guía sobre la Última Cena en Milán.


¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media 5 / 5. Votos recibidos: 1

Reportajes relacionados
Guía del visitanteJerusalén

Visitar Petra desde Jerusalén

Jerusalén

Qué ver en Jerusalén

Jerusalén

Visitar el Zoo bíblico de Jerusalén

Jerusalén

El Museo de Israel, parada obligatoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *