Visitar la ciudad de Haifa

Visitar la ciudad de Haifa

En la actualidad la ciudad de Haifa, no es únicamente un importantísimo reclamo turístico de Israel, sino que también es un estandarte cultural que cuenta con más de una docena de museos de temáticas variadas y no únicamente relacionados con el lado más espiritual de la ciudad, tal y como demuestra el museo más visitado de la ciudad, el Museo Nacional de Ciencia, que ha logrado a registrar más de 150.000 visitas.

Ubicación

Debido a la estratégica situación que la coloca a 90 km al norte de Tel Aviv, en la llanura costera del Mediterráneo israelí, hasta la ciudad de Haifa podemos llegar tanto por vía marítima, con un crucero que tenga escala en la Bahía de Haifa, como por vía aérea ya que también tiene aeropuerto nacional e internacional.

Descripción

Aunque como decíamos anteriormente Haifa es una ciudad marítima, lo cierto es que su desarrollo urbanístico partió, en un principio, de las faldas del emblemático Monte Carmelo donde se han encontrado los restos del primer asentamiento, conocido como Tell Abu Hawam, del siglo XIV a.C., en lo que hoy es de hecho el centro histórico de la ciudad, el barrio Wadi Salib, donde se encuentran la colonia Alemana, centro de la vida nocturna de Haifa y otros edificios históricos como los baños turcos, que en la actualidad se están restaurando.

Desde aquí la ciudad va creciendo por niveles, a partir de la Colonia Alemana en un segundo nivel llega hasta mitad del Monte Carmelo, llamado Hadar, un barrio residencial donde también se encuentra la facultad de Technion para terminar en la parte superior del monte, la que ofrece las mejores vistas de toda la ciudad y de la bahía, en barrios como el Merkal HaCaramel que, como es de suponer, es donde residen los habitantes más ricos de Haifa y donde también se sitúa el Monasterio de Stella Maris, lujosos hoteles, museos como el Museo de Prehistoria Moshe Shteklis donde se pueden contemplar los hallazgos arqueológicos encontrados en el Monte Carmelo y de la Cueva Kebara, entre otros.

Elementos de Interés

De especial interés para el peregrino que recorre Tierra Santa es la iglesia monasterio de Stella Maris (Estrella del Mar) construida durante la época de las cruzadas por la orden monástica de los carmelitas sobre los restos de la antigua iglesia griega conocida como Santa Margarita reconvertidos en el Palacio de Verano de Abdullah Pasha y el faro.

La iglesia actual es de planta de cruz coronado por un ábside cubierto por una cúpula decorada con coloridas pinturas del antiguo testamento donde se representa al profeta Elías en su ascenso a los cielos, a David con el arpa, al profeta Isaías, la Sagrada Familia y los cuatro evangelistas.

Importancia en la tradición cristiana

La importancia de este lugar para los cristianos se encuentra precisamente bajo la iglesia de Stella Maris, nos referimos a la Cueva del profeta Elías, sagrada para judíos, cristianos, musulmanes y drusos por ser, según la tradición popular, el lugar que escondió y dio cobijo al profeta tras su huida de los reyes de Israel. Aunque se encuentra bajo el monasterio carmelita su entrada se realiza desde el barrio Bat Galim por la avenida Hagana Boulevard. La cueva está excavada en la roca por una profundidad de 14 metros de largo, dividido en dos partes una para la oración de los hombre y otra para las mujeres. La leyenda cuenta que hasta este lugar solían traer a las personas “endemoniadas” o poseídas para que el Profeta Elías las curase expulsando al diablo de su cuerpo.

Ubicación de Haifa

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

Puntúa este artículo, ¡Muchas gracias!

No votes yet.
Please wait...

Artículos relacionados

Consejos para visitar Tel Aviv

Muy probablemente tu puerta de entrada a Israel sea la ciudad de Tel Aviv. Muchos visitantes, en particular aquellos con

Visitar el Monte Carmelo

El Monte Carmelo hoy es uno de esos espacios protegidos por el Patrimonio de la Humanidad UNESCO, por ser una

Las Grutas de Rosh Hanikra

La peregrinación por Tierra Santa puede reservar muchas sorpresas interesantes desde el punto de vista naturalístico, hemos visto ya las

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*